Sección de Prensa

Comunicados de Prensa

Galería de Fotos
Mensajes

Tutela

Usted esta aquí: Inicioorientación/Tutela

¿Qué es la tutela?

Cuando una persona no puede cuidarse a sí misma o administrar sus bienes, el Tribunal puede nombrar a otra persona como su tutora. La responsabilidad que asume el(la) tutor(a) se conoce como tutela.

La tutela puede asignarse en circunstancias ya establecidas por ley, y puede variar de caso a caso.

¿Quiénes pueden estar sujetos(as) a la tutela?

  • Personas menores de edad no emancipadas legalmente.
  • Las personas declaradas incapaces por locura o demencia aunque tengan intervalos lúcidos, y las personas sordomudas que no puedan entender o comunicarse efectivamente por cualquier medio.
  • Las personas declaradas pródigas mediante sentencia. La persona pródiga es la que gasta o derrocha sus bienes sin medida ni razón.
  • Las personas declaradas ebrias habituales mediante sentencia. La persona ebria habitual es la que hace uso de bebidas embriagantes al punto de que pierde la capacidad para administrar sanamente sus bienes.
  • Las personas declaradas drogodependientes mediante sentencia.

 

¿Cómo se solicita el nombramiento de un(a) tutor(a)?

Para el nombramiento de un(a) tutor(a) se tiene que acudir ante un Juez o una Jueza Superior. En ese procedimiento, debe participar un Procurador o una Procuradora de Familia o un o una Fiscal. El Tribunal solo nombrará el(la) tutor(a) después de considerar toda la prueba y los mejores intereses de la persona que habrá de someterse a la tutela.

En algunos casos, la persona que es nombrada tutora deberá prestar una fianza para responder por los daños que cause si incumple con sus deberes.

Para más información sobre el nombramiento de un(a) tutor(a) y sus efectos, puede orientarse con un(a) abogado(a).

¿Cuáles son los deberes del(de la) tutor(a)?

 

  • Representar a la persona tutelada.
  • Alimentar y educar a la persona tutelada.
  • Procurar que la persona tutelada adquiera o recobre su capacidad.
    Hacer inventario de todos los bienes que estén bajo su tutela.
  • Solicitar autorización judicial cuando así lo requiera la ley.
  • Administrar los intereses de la persona tutelada conforme a la ley.
  • Dar cuenta al Tribunal de su administración durante la tutela y cuando concluya.


¿Qué NO puede hacer el(la) tutor(a)?

 

  • Donar o renunciar cosas o derechos de la persona tutelada.
  • Hacerse pagos a sí mismo(a), sin la autorización del Tribunal, de los créditos que le corresponda como tutor(a).
  • Comprar por sí o por medio de otra persona los bienes de la persona tutelada.

 

¿Cuándo culmina la tutela?

 

  • Cuando la persona alcance la mayoría de edad o se emancipe legalmente.
  • Cuando la persona menor de edad sea adoptada.
  • Cuando cese la causa que motivó la tutela.
  • Cuando el Tribunal remueva al(a la) tutor(a) por incumplir con los deberes del cargo.

Formularios:

Para acceder a los formularios relacionados con la tutela, oprima aquí.