Sección de Prensa

Comunicados de Prensa

Galería de Fotos
Mensajes

18 de enero de 2015

Usted esta aquí: InicioPrensa

NUEVA SEDE PARA LA OAT Y EL TRIBUNAL DE APELACIONES
GENERARA ECONOMIAS ASCENDENTES A $10 MILLONES

Como parte del plan establecido para generar economías en las operaciones de la Rama Judicial las sedes de la Oficina de Administración de los Tribunales (OAT) y del Tribunal de Apelaciones (TA) serán reubicadas, anunció hoy la Directora Administrativa de la OAT, Hon. Isabel Llompart Zeno. Esta medida permitirá ahorros anuales de alrededor de $10 millones a partir del año fiscal 2015-2016.

“En julio del 2014 año la Jueza Presidenta, Hon. Liana Fiol Matta, anunció un plan de economías que conllevaba, entre las acciones a tomar, la revisión de los cánones de arrendamiento de todos los edificios de la Rama Judicial. Este año vence el contrato de arrendamiento de los edificios que ocupan la OAT y el TA, por lo que iniciamos un proceso de negociación con el arrendador. Dicha negociación no rindió los frutos esperados en términos de economías por lo cual se le notificó al arrendador nuestra intención de terminar la relación contractual en la fecha de su vencimiento que es el 31 de mayo de 2015”, explicó Llompart Zeno.

La OAT firmó un contrato con la Administración para el Financiamiento de la Infraestructura (AFI) que permitirá que ambas dependencias se muden al edificio World Plaza, ubicado en la Avenida Luis Muñoz Rivera y que pertenece a AFI. La Directora Ejecutiva de AFI, licenciada Grace Santana Balado, se expresó complacida con la firma del acuerdo. “Nos complace arrendar gran parte de este edificio a la Rama Judicial. AFI se encargará de proveer apoyo técnico y realizará la gerencia y administración del proyecto de mejoras para atemperar las instalaciones a las necesidades de Tribunales”, sentenció Santana.

Llompart Zeno explicó que la Rama Judicial ha tomado otras medidas encaminadas a enfrentar el recorte de $54 millones en su presupuesto para el presente año fiscal. Entre ellas mencionó la reducción en la contratación de servicios profesionales, el cierre de varias salas del Tribunal de Primera Instancia, la suspensión de reclutamiento de personal no esencial, la reducción de pago de horas extra y licencias de vacaciones acumuladas, la suspensión del pago de cuotas y membresías y ahorros en los renglones de utilidades. Como parte del proceso de mudanza se contempla el uso de espacios existentes en otros edificios de la Rama Judicial para algunas oficinas y de esa forma maximizar el uso de los recursos disponibles.