Sección de Prensa

Comunicados de Prensa

Galería de Fotos
Mensajes

24 de marzo de 2011

Usted esta aquí: InicioPrensa

LOS TRIBUNALES ANTE LA VIOLENCIA DOMESTICA

FEDERICO HERNÁNDEZ DENTON, Juez Presidente del Tribunal Supremo de Puerto Rico

La violencia doméstica es uno de los delitos que más frecuentemente presenta el Ministerio Público ante nuestros tribunales. Se trata de un delito grave cuya circunstancia típica es una víctima –el 90% de las veces, una mujer– que confió en quien ahora la agrede y maltrata.

Los casos de violencia doméstica rompen los cimientos básicos del núcleo familiar o de la pareja y, usualmente, traen consigo una madeja de traumas familiares, sicológicos y sociales. Es vital que estos casos, pues, sean atendidos por personal especialmente adiestrado que pueda hilvanar sensibilidad y conocimiento técnico en el recorrido procesal que enfrentan la presunta víctima y el acusado de violencia doméstica.

Con ese propósito, la Rama Judicial inauguró la semana pasada su tercera sala especializada en casos de violencia doméstica. Los jueces de estas salas –que operan en los centros judiciales de San Juan, Bayamón y ahora Utuado– han tomado un sinnúmero de cursos, seminarios y talleres en Puerto Rico y en Estados Unidos que los han capacitado para atender estos litigios y referir a las víctimas a programas de apoyo. Además del personal particularmente adiestrado, se han habilitado salas de espera separadas para las presuntas víctimas y los acusados.

La diferencia fundamental de una sala especializada de violencia doméstica es que quien acuda a ella encontrará una intercesora que identificará sus necesidades particulares -como la necesidad de albergue o de protección- y que coordinará los trámites necesarios para que quien acuda solicite una pensión alimentaria para sus hijos.

Las salas especializadas también cuentan con un policía asignado que servirá de enlace para que la víctima sea escoltada a recoger sus pertenencias al hogar o al tramitar el desalojo de la parte agresora.

Durante las pasadas semanas, el País ha sido testigo de un preocupante incremento en los casos de violencia doméstica. Las noticias frecuentes sobre muertes y agresiones producto de la violencia doméstica pueden inmunizarnos a este mal social. Tenemos que evitar esta apatía a toda costa, pues está en juego el valor universal básico de que los integrantes de una pareja se respeten.

Este diario recientemente editorializó, acertadamente, que el componente educativo es vital para prevenir y atajar la violencia doméstica. Todos los actores debemos participar en ese proceso. Un primer paso en esa dirección son las salas especializadas que la Rama Judicial ha establecido.

Este proyecto es, además, una muestra contundente de lo que se puede lograr en Puerto Rico cuando diferentes agencias, ramas de Gobierno y corporaciones sin fines de lucro, como Servicios Legales, se unen para trabajar. Estamos confiados en que este mismo espíritu de colaboración nos llevará a inaugurar salas especializadas de violencia doméstica en las restantes regiones judiciales del País en los próximos años.

Nuestro trabajo en la Rama Judicial es dirimir las controversias que presentan una amalgama de litigantes en nuestros tribunales, pero esa labor siempre debe ir acompañada de un enfoque humanista y de sensibilidad que guíe nuestro proceso deliberativo y adjudicativo.

La inauguración de esta tercera sala especializada de violencia doméstica es la puesta en práctica de ese ideal humanista que debe permear en el trabajo de los jueces integrantes de la Rama Judicial.

Contactos:

Daniel Rodríguez-León
Teléfono:  (787) 505-9293