Sección de Prensa

Comunicados de Prensa

Galería de Fotos
Mensajes

11 de mayo de 2015

InicioPrensa

JUEZA PRESIDENTA FIOL MATTA RECONOCE LA EFECTIVIDAD DE LAS CORTES DE DROGAS Y ASEGURA QUE RECORTES EN EL PRESUPUESTO AFECTARAN SU OPERACION

La Jueza Presidenta del Tribunal Supremo, Hon. Liana Fiol Matta, presidió el jueves, 7 de mayo de 2015, una Vista de Archivo y Sobreseimiento de los casos de ocho participantes rehabilitados de la Corte de Drogas de Guayama. En su mensaje reconoció la efectividad de este proyecto de rehabilitación y destacó que proyectos como este economizan dinero al Estado y disminuyen la criminalidad. Además, aseguró que los recortes presupuestarios propuestos tendrían un efecto negativo en su operación.
“Durante los pasados años fiscales 2012-2013 y 2013-2014, el 53.65% de los participantes de las Cortes de Drogas en nuestro país completaron exitosamente el programa y tras ser rehabilitados, sus medidas de seguridad fueron eventualmente suspendidas. Más aun, la reincidencia delictiva de los graduados de este programa es mucho menor que los resultados obtenidos en otros modelos de rehabilitación. Solamente un 10% de los graduados de las Cortes de Drogas recaen, mientras que en los programas que opera el Departamento de Corrección y Rehabilitación se ha observado un 65% de reincidencia. Estamos hablando de una diferencia de más de 50%. Por ende, podemos afirmar que las Cortes de Drogas disminuyen el crimen,” reveló Fiol Matta.

“Esto lo confirma la Asociación Nacional de Profesionales de Cortes de Drogas, que ha destacado que los programas de Drug Court le economizan dinero al Estado. Según esta Asociación, por cada $1 invertido en una corte de drogas, los contribuyentes se ahorran $3.36 en costos relacionados al sistema de procesamiento criminal. ¡Un dólar ahorra tres! Cuando se consideran otros gastos, como las pérdidas sufridas por las víctimas y el uso de servicios de salud, el beneficio es de aproximadamente $27 por cada dólar invertido en las cortes de drogas. Si a esto le añadimos el gasto del encarcelamiento, los ahorros producidos por estos programas oscilan entre $3,000 a $13,000 por cada participante. Esto incluye los costos al Estado del efecto de la puerta giratoria, -el entra y sale en las cárceles- que es resultado de la ausencia de rehabilitación o reincidencia”, aseguró.

La Jueza Presidenta Fiol Matta añadió que aunque estos indicadores son importantes el éxito de este tipo de programas va más allá debido al impacto positivo que tienen en las familias y en la sociedad. Mencionó como ejemplos “la reunificación de familias, porque los padres pueden conservar o recuperar la custodia de sus hijos; el nacimiento de niños, hijos de nuestros graduados, libres de drogas sin haber pasado por el síndrome de retirada al nacer; personas educadas y adiestradas para trabajar y con empleo”.
“En vista de esa realidad, he hecho todo lo posible para que los recortes presupuestarios no afecten estos programas. Tengo que advertir, sin embargo, que en la medida en que nuestros ingresos sigan en declive cada día será más difícil conservarlos o ampliarlos para que otras personas puedan disfrutar de este tipo de proyectos”, declaró la Magistrada.
La Sala Especializada en Sustancias Controladas de Guayama es presidida por el Hon. Jaime Fuster Zalduondo, quien participó de la vista junto a la Jueza Presidenta Fiol Matta. En la sesión especial participaron como invitados especiales el Juez Federal, Hon. Gustavo Gelpí, y el medallista olímpico Jaime Espinal.

Las Cortes de Drogas son un Programa de la Rama Judicial que busca lograr la rehabilitación de los participantes y así reducir la reincidencia criminal relacionada al uso y abuso de sustancias controladas. Funcionan bajo el enfoque de la denominada justicia terapéutica, que implica la formulación de un plan de tratamiento con la participación de las agencias y organismos involucrados bajo la dirección y supervisión del juez o jueza.

Funcionan en coordinación con componentes de las siguientes instituciones y agencias: Departamento de Justicia, la Administración de Servicios de Salud Mental y contra la Adicción (ASSMCA), el Departamento de Corrección y Rehabilitación, la Sociedad para la Asistencia Legal y la Policía de Puerto Rico. También cuenta con el apoyo de entidades comunitarias sin fines de lucro que proveen servicios y tratamientos a los participantes.

Existen Cortes de Drogas en los Centros Judiciales de Arecibo, Caguas, Carolina, Ponce, San Juan, Bayamón, Guayama, Mayagüez, Humacao y Fajardo. Para ingresar al programa los (las) participantes tienen que cumplir con los siguientes requisitos: haber sido acusados de un delito no violento, tener un problema de adicción a drogas identificado, manifestar interés y disposición a recibir tratamiento, cumplir con las condiciones de la probatoria especial y poseer, si alguno, un historial criminal limitado y no violento.