Sección de Prensa

Comunicados de Prensa

Galería de Fotos
Mensajes

23 de abril de 2013

InicioPrensa

JEYVIER CINTRÓN Y TOMMY RAMOS PARTICIPAN DE LA GRADUACIÓN DE LA CORTE DE DROGAS DE SAN JUAN

La Sala Especializada en Sustancias Controladas del Centro Judicial de San Juan celebró el 10 de abril de 2013 una sesión especial de graduación de catorce participantes que completaron con éxito su proceso de rehabilitación. La vista contó con la participación de los destacados atletas puertorriqueños Jeyvier Cintrón y Tommy Ramos como invitados especiales.

Ambos jóvenes, quienes tuvieron destacadas participaciones en las Olimpiadas de Londres 2012 en los deportes de boxeo y gimnasia, respectivamente, compartieron sus historias de superación y éxito.

Cintrón habló de cómo el deporte le ayudó a superar grandes obstáculos en su vida. Ramos, por su parte, compartió las tres doctrinas que asegura lo han llevado al éxito: la disciplina, el compromiso, y la perseverancia.

La sesión fue presidida por los Jueces a cargo de las Salas Especializadas en Casos de Sustancias Controladas del Centro Judicial de San Juan, Hon. Harry Massanet Pastrana y Hon. Wanda Cruz Ayala. Contó, además, con la presencia de la Jueza Administradora del Centro Judicial de San Juan, Hon. Isabel Llompart Zeno, y el Subsecretario del Departamento de Corrección y Rehabilitación, licenciado José Aponte Carro.

Las Cortes de Drogas son un Programa de la Rama Judicial que busca lograr la rehabilitación de los participantes y así reducir la reincidencia criminal relacionada al uso y abuso de sustancias controladas. Funcionan bajo el enfoque de la denominada justicia terapéutica, que implica la formulación de un plan de tratamiento con la participación de las agencias y organismos involucrados bajo la dirección y supervisión del juez o jueza.

Existen Cortes de Drogas en los Centros Judiciales de Arecibo, Caguas, Carolina, Ponce, San Juan, Bayamón, Guayama, Mayagüez, Humacao y Fajardo. Para ingresar al programa los (las) participantes tienen que cumplir con los siguientes requisitos: haber sido acusados de un delito no violento, tener un problema de adicción a drogas identificado, manifestar interés y disposición a recibir tratamiento, cumplir con las condiciones de la probatoria especial y poseer, si alguno, un historial criminal limitado y no violento.