Directorio de
Mensajes
Directorio de
Comunicados de Prensa
Galería de fotos
de este Comunicado
7 de octubre de 2010
 

 

EVOLUCIÓN CIENTÍFICA Y TECNOLÓGICA DE LA INVESTIGACIÓN FORENSE EN PUERTO RICO

Sonia Ivette Vélez Colón
Directora Administrativa de los Tribunales
30 de septiembre de 2010
Instituto de Ciencias Forenses

Buenos días a todas y todos:

Reciban los presentes un cordial saludo desde la Rama Judicial de Puerto Rico y  los organizadores una cálida felicitación por la iniciativa de esta extraordinaria actividad.  Me uno al saludo protocolar y distingo al Hon. Luis Fortuño Burset, Gobernador de Puerto Rico, a la Dra. María S. Conte Miller, Directora del Instituto de Ciencias Forenses, a la Fiscal Rosa Emilia Rodríguez y al apreciado amigo Hon. Guillermo Somoza Colombani, Secretario del Departamento de Justicia.  A título personal hago un reconocimiento especial a los jueces y juezas que se encuentran en la audiencia y a los fiscales de Distrito. Soy portadora además, de un saludo de parte del Hon. Federico Hernández Denton, Juez Presidente del Tribunal Supremo de Puerto Rico, a quien le hubiese encantado participar de esta importante actividad pero compromisos previos en tierras lejanas se lo han impedido.  Confío en lograr ser un facsímil razonable.

Me siento altamente complacida de participar de este Simposio de estudio, análisis y aprendizaje, pues, desde hace varios años, soy parte de la Junta del ICF y he visto su desarrollo y competencia.

El tema de los trabajos de estos dos días despierta hechizo, seducción, sin lugar a dudas atracción, alguien en mi Oficina lo describió como un tema sexy.  La investigación forense tanto en la vida real como en la ficción está de moda. En su acepción más simple la investigación forense es la Ciencia puesta al servicio de la Justicia.  La palabra forense viene del latín que significa “ante el foro”. Así se utiliza  la  física, química, biología, matemática, y muchas más, todas en conjunto sirven a la ley y los procesos legales para el esclarecimiento de sucesos que desencadenan en el encausamiento de  aquellos que han cometido conducta delictiva.  Igualmente son utilizados en otra inmensa variedad de procesos judiciales en distintas materias.

Se combinan dos mundos igual de fascinantes, es la unión de la ciencia y el derecho.  Se comprometen con el propósito común de mantener orden y estabilidad social. Es la aplicación de las prácticas científicas dentro del proceso legal, moldeando así el mundo de la justicia junto con al progreso de toda la tecnología moderna.  Hoy día cubren temas tan variados como: escenas del crimen, reconstrucciones faciales, DNA, huellas, técnicas de autopsias, toxicología, balística, exámenes forenses a computadoras y mucho más.  Aquí, en estos dos días, se hablará de interpretación de cromosomas, de autopsias, de base de datos electrónicas, de evidencia digital.

Las ciencias hacen su intervención en el proceso criminal cuando se le comienza a  dar valor a la dignidad del hombre, a la vida y a la libertad.  Las sociedades maduran lo suficiente para dar inicio a la idea de que primero se investigan los hechos, el acto delictivo y después se va contra el agresor a la luz del resultado de la investigación, --investigar antes de castigar--. A la inversa, es decir, comienza a quedar en rezago la idea del castigo antes de la investigación.  Conceptos precursores sin duda de doctrinas del derecho tan valoradas en nuestro ordenamiento, como lo son la presunción de inocencia o el derecho de todo acusado a preparar adecuadamente su defensa.

Puerto Rico, siempre a la vanguardia, en materia forense tiene todo un andamiaje legal en las disposiciones de la Ley  Núm. 13 de 24 de julio de 1985, según enmendada, conocida como Ley del Instituto de Ciencias Forenses de Puerto Rico, estructura recientemente recorrida en el caso de Asistencia Legal v. Instituto, del 16 de septiembre de 2010.  Nos encontramos ante un escenario idóneo para ampliar y desarrollar un nuevo derecho de estirpe forense ante el marco que traen las nuevas Reglas de Procedimiento Civil y las Reglas de Evidencia ya vigentes con todo la reglamentación dirigida a la prueba pericial y también lo que traerá el esperado cuerpo de Reglas de Procedimiento Criminal ya formalmente encaminado.  Se abrirá todo un abanico de posibilidades ante la evidencia digital y su procedencia, se deberá estructurar y ser meticulosos en el mantenimiento de la cadena de evidencia y evitando así la manipulación de la prueba tecnológica. Nuevos retos para los mundos de la ciencia y el derecho. Los foros judiciales tendrán ante sí el gran desafío que siempre supone la pauta del derecho.

Al inicio de mis expresiones dije que el tema está muy de moda.  Los eventos televisivos y los más importantes programas, los de mayor audiencia en la televisión en los Estados Unidos, se encuentran ligados precisamente a procesos y a la investigación forense. Hay toda una discusión seria y profunda en las escuelas de derecho norteamericanas, en Stanford, California, Cornell en la academia y en la profesión, hay numerosos escritos y páginas web, sobre el efecto de estos programas televisivos en los potenciales candidatos a jurado y en los jurados actuantes. La televisión es un factor que decididamente se encuentra impactado los procesos judiciales.  Hace unos años atrás la investigación de los casos criminales en las series televisivas era realizada y sus protagonistas lo eran los oficiales del orden público, los policías. Quien no recuerda NYPD Blue, Kojak, Miami Vice, Swat, Colombo.   

Hoy los medios, particularmente la televisión, han convertido a los investigadores forenses en los grandes protagonistas del escenario.  Así tenemos el ejemplo clásico que constituye la serie de CSI, Las Vegas, Miami o New York.   Estamos esperando CSI P.R. con su vertiente caribeña, o Huesos, o NCIS.  

CSI: Crime Scene Investigation se caracteriza por ser la primera serie en mostrar el lado científico de las investigaciones criminales. Pioneros en este aspecto, y después de siete temporadas, todavía no ha sido superada por ninguna otra. No sólo son interesantes los casos, sino que también las técnicas mostradas aparentan ser de última tecnología.  Tan impactante ha sido el efecto de esta serie televisiva en el público que ha generado un nuevo efecto conocido como el “CSI Effect”. Se refiere a la influencia que logra ejercer en el público la popular serie, particular y principalmente en los potenciales jurados. Se está estudiando el fenómeno de la creciente insatisfacción  de los paneles de jurados, quienes tiene expectativas no reales de la evidencia forense presentada en los procesos judiciales lo que les crea una reconocible insatisfacción con la labor de los oficiales de la policía, los peritos forenses, fiscales y los abogados.  Estos esperan, programados por su serie televisiva favorita, copiosa evidencia de ADN o de huellas que sea concluyente para la disposición del caso, lo que ha elevado el quantum de evidencia.  No lo reciben conforme a sus expectativas probablemente desviando así la disposición correcta del caso.

Así que dejo sobre la mesa para futuras discusiones si en Puerto Rico puede ser reconocido este efecto.  Al menos yo sí les puedo decir lo que ocasiona en nuestras cortes programas como Caso Cerrado o Sala de Familia, pero también su discusión lo dejamos para otra ocasión.

Finalmente quiero agradecer la apertura y colaboración que el ICF ha tenido con la Rama Judicial y el recibimiento que han dado a nuestros jueces y juezas a sus facilidades y procesos, donde tanto se ha aprendido.   Muchas felicidades en esta fiesta de veinticinco años y mi deseo de éxito rotundo en estos dos días. 

Muchas Gracias.

EVOLUCIÓN CIENTÍFICA Y TECNOLÓGICA DE LA INVESTIGACIÓN FORENSE

Contactos:

Daniel Rodríguez-León
Teléfono:  (787) 505-9293